Sobre Darío.

¡Hola!

Estoy muy agradecida porque te tomaste el tiempo de conocer un poco más de este proyecto.

Todo empezó con Ricky. Ricky era el mapa del metabolismo que hice como proyecto final de mi clase de Bioquímica; tengo esta manía de ponerle nombres a mis cosas. Ricky fue uno de mis proyectos más laboriosos y donde exploté mi creatividad. Tenía unas cuantas fallas, pero estaba muy bien.

No obstante, para mi examen de bioquímica me hice una guía durante unas dos o tres semanas a la cual llamé “Darío”, que era una versión más sencilla -y con conceptos- que Ricky.

En la universidad donde estudio, llevamos primero una materia que se llama Bases Químicas del Metabolismo y la Fisiología. Es como Bioquímica pero desintegrada. Materia que reprobé en mi primer semestre. Sin embargo, por causas del destino, no entré en tercer semestre a la escuela por problemas económicos y me quedé sin estudiar un semestre. (Que más tarde se volvió un año.)

Soy una persona a la que no le gusta quedarse haciendo nada, y mi profesora de bases químicas nos había dado presentaciones para estudiar, pero realmente no me gusta leer en la computadora porque resulta cansado, así que me puse a hacer una guía de bases químicas en la cantidad exagerada que tenía de tiempo. Prácticamente un libro. Libro al que llamé Darío 2.0. (Pero no le voy a ir diciendo a la gente que se llama Darío 2.0 así que sólo le llamo Darío.)

Cuando terminó el semestre y supe que me iba a quedar otro año sin estudiar, me puse a hacer más cosas con mi vida aparte de Darío (que ya voy a terminarlo). Tengo una amiga la cual fue recientemente aceptada en la Facultad de Medicina y decidí pasarle mis apuntes de bioquímica. (Los apuntes que tenía en una libreta, una página de internet donde estudiaba y, a Darío para que se diera una idea)

Y decidí que Darío fuera para más gente, y aquí está.

 

Advertisements